Nace un nuevo tipo de moroso por culpa de la crisis del Covid-19: el acaparador de efectivo

Entrada original publicada en perebrachfield.com

La epidemia de morosidad desencadenada por el Covid-19 ha provocado el nacimiento de una nueva especie de moroso:  el acaparador de efectivo, con lo que existen siete tipos de morosos

 

El nacimiento de una nueva especie de moroso por culpa de la crisis económica provocada por el Covid-19

La especiación es el proceso por el que se forman las especies nuevas. Ocurre cuando por determinados fenómenos evolutivos surge una especie totalmente nueva. Las teorías clásicas de la especiación explicaban que el conjunto de mecanismos por los que se originan nuevas especies se produce a medida que dichas transformaciones biológicas se van acumulando a lo largo de los siglos o milenios de evolución de las especies primitivas. De esta manera los miembros de la misma especie ancestral evolucionan en especies separadas.

Ahora bien, un reciente estudio realizado por científicos de la Universidad de Reading, en el Reino Unido y publicado en la revista Nature, revela que la especiación se produce como consecuencia de cambios bruscos en los entornos, y no por la acumulación gradual de pequeños cambios propia de la selección natural. A esta conclusión se ha llegado gracias a la aplicación de un método computacional para el estudio de los árboles filogenéticos de 100 grupos de especies.

 

Ha nacido una nueva especie de moroso: el acaparador de efectivo

Una buena prueba de que esta novedosa teoría de que las nuevas especies surgen como consecuencia de cambios bruscos en los entornos la tenemos en que en las últimas semanas ha nacido una nueva especie de moroso que como morosólogo he tenido el privilegio de descubrir, describir y dar nombre. Se trata del moroso acaparador de efectivo.

El tipo de moroso que pertenece a esta nueva especie que he denominado “acaparador de efectivo” está formado por empresarios y empresas que están reteniendo el pago a los proveedores para tener más dinero líquido en sus tesorerías, y lo hacen simplemente “por si acaso”, es decir como medida de prevención y egoísmo en estos tiempos de crisis económica desencadenada por el maldito Covid-19. Este comportamiento del moroso acaparador de efectivo es muy tóxico para sus proveedores, y además para las finanzas operativas de las empresas acreedoras del moroso acaparador de efectivo.

 

Los siete grandes tipos de morosos incluyendo al acaparador de efectivo que he identificado, descrito y dado nombre

Esta clasificación, identificación, descripción y denominación de los siete grandes tipos de morosos incluyendo al nuevo tipo de moroso; es decir, al acaparador de efectivo que he identificado y dado nombre recientemente, establece en la categoría de morosos intencionales dos subtipos de este tipo de morosos:

 

1) los morosos intencionales; deudores que pueden pagar, pero no quieren hacerlo

Son los de mala fe, ya que podrían pagar –puesto que tienen suficiente liquidez– pero no quieren hacerlo: son los caraduras que pretenden ganar dinero a costa de los proveedores.

Se dividen en dos subtipos:

  • Los deudores morosos que acaban pagando la deuda (muy tarde, pero al final pagan); a este grupo pertenecen todos los morosos intencionales que retrasan el pago todo el tiempo que pueden para beneficiarse de una financiación gratuita a costa del proveedor.
  • Los morosos profesionales que no pagan nunca (ya compran o se endeudan con la intención de no pagar a menos que se les obligue ejerciendo una coerción suficiente)

 

2) los deudores fortuitos o sobrevenidos, que quieren pagar, pero no pueden por falta de dinero

En épocas de crisis aparecen una legión de morosos sobrevenidos. En esta clase de deudores están incluidos todos los que son de buena fe, pero no pueden saldar la deuda ya que por el momento no tienen liquidez. Estos morosos pagarían si tuvieran medios para hacerlo. Los deudores que están en esta categoría acaban pagando la deuda en cuanto tengan medios económicos para hacerlo si se les concede el tiempo suficiente y se les otorgan facilidades para reintegrar la cantidad adeudada.

 

3) los deudores incompetentes y/o desorganizados que pueden pagar pero no saben lo que tienen que pagar

Son los que pueden pagar y no tienen mala voluntad, pero no saben lo que tienen que pagar ya que su administración es un desastre: son los desorganizados, los incompetentes y los despistados. Algunos no pagan porque han traspapelado la factura ya que llevan la “contabilidad del gancho”.

 

4) Los deudores negligentes o despreocupados que siguen la filosofía del “Akuna Matata”

Estos deudores tienen capacidad financiera suficiente para atender los pagos, pero son culpables por desidia o despreocupación de no pagar a sus acreedores ya que su filosofía de la vida es la pachorra de “Akuna Matata” o “don’t worry be happy”. Consecuentemente el impago es fruto de un problema de dirección y no por falta de liquidez. Por tanto, son los que no quieren saber lo que deben: no se preocupan por la buena gestión de su negocio, aunque sean conscientes de ello. Prefieren ir a jugar al golf o hacer el golfo.

 

5) Los deudores circunstanciales, que pueden pagar, pero no lo hacen porque hay un litigio o controversia con el acreedor

Son los que han bloqueado el pago voluntariamente porque hay una incidencia en los productos o servicios suministrados, pero son de buena fe, y pagarán la deuda si el proveedor les soluciona la disputa comercial.

 

6) Los deudores insumisos que, aunque pueden pagar no quieren hacerlo ya que no consideran que exista una deuda

Son los deudores que se niega a hacer el pago porque creen firmemente que no les corresponde pagar ya que la cantidad o concepto reclamados son injustos. Un claro ejemplo es el colectivo de propietarios de bares que no quieren pagar los cánones de la SGAE, AIE, AGEDI porque solamente tienen un televisor para ver los partidos de fútbol. Vale la pena señalar que, la SGAE gestiona derechos de autores, AIE, derechos de artistas intérpretes o ejecutantes y AGEDI los de productores fonográficos. Los derechos que gestionan todas ellas son independientes, compatibles y acumulables entre sí.

 

7) Los morosos acaparadores de efectivo, que, aunque pueden pagar no quieren hacerlo para acumular liquidez

Los acaparadores de efectivo son empresarios y empresas que de forma egoísta y de mala fe están reteniendo el pago a los proveedores para tener más dinero líquido en sus tesorerías “por si acaso”, es decir como medida de prevención en estos tiempos de crisis económica desencadenada por el Covid-19.

  

 

Nueva Aula Virtual de formación en Credit Management de Brachfield Credit & Risk Consultants para hacer frente al tsunami de impagados

En la actualidad, para hacer frente al maremoto de morosidad que provocará la crisis del Covid-19 y saber cómo negociar con los distintos tipos de deudores y morosos, hemos abierto nuestra Aula Virtual de formación en credit management, gestión de cobro de impagos, recuperación de créditos impagados y negociación con deudores moroso; de esta forma los asistentes a los cursos pueden realizar la formación online en las modalidades de e-learning, a través de videoconferencia y formación online in company.

 

 

Para mayor información acerca de nuestros cursos presenciales, online, e-learning y por videoconferencia de administración del crédito,  control del riesgo de crédito, gestión de impagados, servicios de formación in company, servicios de consultoría de Credit Management y de recobro de impagados, consúltenos sin compromiso a través de nuestro formulario de contacto: http://perebrachfield.com/contacto/ o llamando al: 93 296 96 61.

 

Nuevos cursos, online, e-learning y por videoconferencia de cómo hacer frente al tsunami de impagados que provocará la crisis económica del Covid-19: http://perebrachfield.com/contacto/

 

 

Autor: Pere Brachfield
Todos los derechos reservados; se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo

 

 

 

La entrada Nace un nuevo tipo de moroso por culpa de la crisis del Covid-19: el acaparador de efectivo aparece primero en Credit & Risk Consultants.

Sin comentarios | Leído 48 veces
Puedes saltar al final y dejar una respuesta. Hacer ping no est? permitido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *